Mexicano forma parte de la Junta Asesora del Global Stevia Institute

Categoría de nivel principal o raíz: Noticias Categoría: Información General Publicado: Lunes, 31 Octubre 2016 15:19 Visto: 372

 

“En nuestro país prevalece el consumo excesivo de alimentos ricos en calorías y una fuerte tendencia al sedentarismo”, afirmó el doctor Arturo Perea, miembro de su Junta Asesora mundial del Global Stevia Institute (GSI), la cual anuncio su incorporación a su Junta Asesora, conformada por profesionales de la salud reconocidos a nivel internacional, con experiencia en las áreas de obesidad, nutrición, endocrinología, bioquímica y regulaciones alimenticias.

El doctor Perea, también coordinador de las clínicas de Obesidad y Adolescencia en el Instituto Nacional de Pediatría, señaló que ante esta situación, toda alternativa que contribuya al control de esta problemática se vuelve estratégica, siendo el consumo de endulzantes de origen natural sin calorías, una de las opciones más viables para ello”. 

El Global Stevia Institute (GSI), es una entidad educativa dedicada a proporcionar información científica sobre el endulzante natural stevia. 

La integración del doctor Perea al GSI obedece al profundo interés del Instituto por ampliar la educación y fortalecer los esfuerzos de difusión sobre el consumo de stevia en México, país en donde los índices de obesidad y diabetes aumentan rápidamente.

En México, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2012 (ENSANUT 2012), el sobrepeso y la obesidad afectan a 7 de cada 10 adultos mexicanos.

El extracto purificado de la hoja de la stevia constituye el primer endulzante de origen natural, sin calorías, que puede ser utilizado por toda la familia, sin sacrificar sabor.  Entre sus múltiples beneficios destacan:

• Cultivo y producción sustentables

• Cero calorías

• Índice glicémico cero; apropiado para consumo en diabéticos

• Indicado para su consumo en niños 

• No daña la dentadura 

• Propio para cocinar 

• Puede utilizarse en una amplia variedad de bebidas y alimentos 

“En los últimos años ha aflorado una tendencia hacia lo natural, con el objetivo de obtener una mayor calidad de vida y una mejor nutrición, fomentándose así el interés por aquellos alimentos que se extraen directamente de la naturaleza”, señaló Allison Mikita, especialista de Comunicaciones de la Salud del Global Stevia Institute.  

“En este contexto, la labor de difusión que realiza nuestro Instituto sobre alternativas naturales como la stevia, es fundamental”, agregó. 

La stevia

Esta planta proviene de la familia de los girasoles y es originaria de América del Sur. Se consumió por primera vez hace 200 años en Paraguay, Uruguay, Argentina y partes de Brasil, en donde las comunidades aborígenes utilizaban sus hojas para endulzar bebidas, o las masticaban por su sabor dulce.  El primer uso comercial de la stevia como endulzante surgió hace 40 años en Japón.  

El extracto purificado de la hoja de la stevia se produce al macerar las hojas secas de la planta, como en un té, para después separar y purificar los compuestos dulces de mejor sabor. 

Actualmente, se cultiva principalmente en Paraguay, Kenia, China y Estados Unidos. Su uso como endulzante está muy difundido en todo el mundo, ya que se encuentra en miles de productos alimenticios y bebidas, como tés, jugos, yogures, barras de cereal y productos horneados. También se puede utilizar en aderezos de ensalada, bebidas alcohólicas, gomas de mascar, frutas y mermeladas enlatadas, confituras y como endulzantes de mesa.

Consumo seguro

La seguridad de la stevia para el consumo humano ha sido establecida a través de más de 200 rigurosos estudios evaluados por expertos en la materia. 

Las principales organizaciones regulatorias a nivel mundial, incluidos la Organización para la Agricultura y la Alimentación/Comité Mixto de Expertos en Aditivos Alimentarios (Joint Expert Committee on Food Additive, JECFA) de la Organización Mundial de la Salud, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (European Food Safety Authority, EFSA), y la Administración de Drogas y Alimentos (Food and Drug Administration, FDA), además de la COFEPRIS en México (2009), determinaron que la stevia es segura para el consumo humano en adultos y niños.