Actividades que pueden lastimar tu oido

Categoría de nivel principal o raíz: Noticias Categoría: Información General Publicado: Lunes, 31 Octubre 2016 15:19 Visto: 366

“Una audiometría es una prueba que permite evaluar las capacidades auditivas de una persona; no es necesario realizarla hasta presentar síntomas de gravedad, pues precisamente la intención es determinar el alcance de audición o en su defecto, la magnitud de alguna pérdida auditiva”, explicó el Dr. Gonzalo Corvera Behar, Director del Instituto Mexicano de Otología y Neurotología (IMON), organización que se dedica al diagnóstico y tratamiento de problemas de audición. 

Según el experto, el examen se lleva a cabo en una cabina con aislamiento sonoro, mediante un audiómetro, a través del cual es posible enviar al paciente sonidos de distintas frecuencias e intensidades, o inclusive el lenguaje a distintas intensidades, con lo cual se logra no solo determinar el umbral de audición, sino que se puede saber en dónde está localizado el daño cuando existe. En niños pequeños se realizan técnicas especiales con lo que el personal especializado de IMON ha logrado realizar audiometrías confiables en bebés de menos de un año de edad.

Absolutamente todos somos propensos a perder audición, la posibilidad incrementa en el ejercicio de algunas profesiones expuestas a ruidos excesivos y por lo tanto dañinos, por ejemplo: meseros, policías de tránsito, trabajadores en aeropuertos y fábricas entre otras, pero aún quienes trabajan en otros medios están expuestos a la contaminación acústica de la ciudad, que es alta. Por ello es recomendable realizarse una audiometría por lo menos una vez al año, de esta forma será posible tomar medidas preventivas a tiempo.

Atender oportunamente la audición no es muy costoso y previene una afección social enorme, que es la del aislamiento que se produce cuando una persona no puede comprender lo que dicen sus seres queridos y la sociedad en la que se desempeña. Según la OMS aproximadamente 360 millones de personas en el mundo padecen pérdida de audición discapacitante, de los cuales la mitad pudieron haberse prevenido. Redacción MD