Intentará Alemania relajar prohibición a homosexuales de donar sangre

Categoría de nivel principal o raíz: Noticias Categoría: Salud pública en el mundo Publicado: Lunes, 31 Octubre 2016 15:19 Visto: 376

El objetivo es poner fin a la exclusión a la hora de donar sangre de las personas que se consideran tienen un comportamiento sexual de riesgo y permitir hacerlo a quienes desde hace tiempo ya han cambiado esas prácticas. El periodo exacto está aún por definir.

Las normativas excluyen a quienes se considera que por sus prácticas sexuales tienen riesgo elevado de transmisión de enfermedades como el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (Sida), entre ellos, hombres que tienen relaciones sexuales con hombres, prostitutas o heterosexuales con parejas sexuales inestables.

En comparación con los heterosexuales, se considera que el riesgo de una nueva infección con el VIH es 100 veces mayor en el caso de prácticas sexuales entre hombres, lo que ha justificado la medida hasta ahora. Pero hace tiempo que la medida está bajo las críticas.

El ministro alemán de Sanidad, Daniel Bahr, saludó la iniciativa de los médicos alemanes.

"Es una decisión médica, pero no se entiende la exclusión absoluta de los homosexuales a la hora de donar sangre. Necesitamos más personas dispuestas a donar sangre. Y si se hallan mejores criterios médicos para permitir que los homosexuales donen, ello supone un avance", dijo.

En varios estados, sobre todo el partido de los Verdes está exigiendo cambios, como en Renania del Norte Westfalia, Sajonia Anhalt o Turingia.

"La minimización del riesgo en las donaciones de sangre debe basarse en un análisis de riesgos racional en lugar de en prejuicios", dijo el líder de los Verdes en el parlamento, Volker Beck, abiertamente homosexual. Por ello pidió una revisión de esa práctica.

También la responsable de sanidad del Partido Socialdemócrata, Bärbel Bas, señaló que no se puede excluir en general a grupos de personas de la donación de sangre.

Hace tiempo que se eliminó la acotación de "hombres homosexuales y bisexuales" de las listas de donantes, al considerarse homofóbica y discriminatoria, explicó Friedrich Ernst Düppe, del servicio de donación de sangre de la Cruz Roja alemana.

Uno de los problemas a la hora de detectar si un donante es apropiado, señala el experto, es que incluso con las mejores técnicas de control existe un periodo de entre tres a cuatro semanas hasta que una nueva infección con el VIH puede detectarse sin errores.

Sin embargo, la asociación médica alemana considera que con un análisis adecuado podrían modificarse los criterios de exclusión del colectivo gay. Para ello, la BÄK está en contacto con instituciones científicas y el Ministerio de Sanidad y pretende llegar a instancias europeas. Por Olga Borobio, corresponsal/Notimex