Esomeprazol granulado nueva opción para niños de 1 a 11 años con reflujo gastroesofágico

Gabriel García

esomeprazol.pediatricoCiudad de México.
La empresa farmacéutica AstraZeneca lanza al mercado mexicano el fármaco esomeprazol granulado de 10 mg, prescrito para niños de 1 a 11 años de edad que padecen problemas por reflujo gastroesofágico.

El doctor  Jaime A. Ramírez  Mayans, Director Médico del Instituto Nacional de Pediatría, mencionó que alrededor del 30 por ciento de niños con sobrepeso y obesidad padecen reflujo gastroesofágico (ERGE), lo que provoca que presenten ardores estomacales o regurgitaciones tras la comida o la cena.  “Puede llegar a provocar ulceras en los infantes”, señaló.

En general este problema afecta hasta a un 12% de los niños de hasta 11 años de edad. Sin embargo, “200 mil niños pueden llegar a padecer reflujo”, comentó el especialista.

La ERGE se presenta en niños y adultos y es causada por diversos factores mecánicos y fisiológicos, y en algunos casos anatómicos, en los que puede estar involucrado el esfínter esofágico inferior

El contenido gástrico que presenta un pH ácido, provoca ardor desde la boca del estómago y puede llegar hasta la garganta o la boca, lo que se conoce como pirosis o sensación de quemazón, dolor producido en el esófago, en la parte central del pecho (retroesternal), a consecuencia de la regurgitación del ácido gástrico.

“Los bebes no producen saliva por las noches, que neutralice el ácido que provoca el reflujo. Esto sucede entre los 9 y 12 meses de edad”, dijo el también profesor titular del curso de Gastroenterología y Nutrición Pediátrica, Facultad de Medicina de la UNAM.

Síntomas del reflujo infantil

Aunque el síntoma más común del reflujo es la acidez, muchas veces es difícil de detectar en niños, pues no son capaces de expresar cómo se sienten.

En niños más pequeños, los síntomas del reflujo incluyen regreso del alimento (leche) consumido sin aparente esfuerzo, llanto espontáneo o constante, por la insatisfacción de haber perdido el alimento, hipo, bajo peso o disminución del ritmo de crecimiento.

En los niños más grandes presentan síntomas parecidos a los de los adultos. Acidez, eructos, dolor crónico de garganta y estómago y malestar en el esófago. 

¿Cómo afecta el reflujo la vida de los niños?

A pesar de los esfuerzos de los padres, los niños con reflujo infantil se sienten molestos en su vida diaria.

El reflujo tiene importantes consecuencias en la calidad de vida del niño. Los resultados de una encuesta realizada a los padres en Estados Unidos, arrojó que el reflujo tiene afecciones en las siguientes áreas:

- Bajo rendimiento escolar en 53% de los niños;
- En los hábitos de sueño en 69% de los niños;
- En las actividades sociales en 48% de los niños.

El importante impacto en la salud mental y física trae consecuencias emocionales. Enojo, frustración, ansiedad y hasta depresión pueden ser consecuencia del reflujo en los niños. Indudablemente, el reflujo puede ser perjudicial tanto para los niños, como para sus familias. 

Si el reflujo no se diagnostica correctamente, puede llevar a serias complicaciones como el estrechamiento del esófago (estenosis), úlceras, sangrado y en algunos casos, Esófago de Barrett, (que es un cambio del recubrimiento del esófago, que tiene el riesgo de convertirse en cáncer).

El reflujo infantil en niños con retrasos o problemas de desarrollo es más frecuente que en niños sanos. Las estadísticas señalan que entre el 50 y el 75% de los niños con síndrome de Down, parálisis cerebral, autismo y  nacimiento prematuro, presenta este padecimiento.

Tratamiento

Para evitar esas molestias que no dejan dormir al bebe, ya esta disponible el tratamiento con esomeprazol, único medicamento de segunda generación de su clase, ahora en una formulación ideal para uso pediátrico, con un perfil de seguridad establecido, representa un importante paso en el tratar esta enfermedad crónica.

En los niños pequeños ante la imposibilidad de manifestar y expresar los síntomas, la irritabilidad, detención en el ritmo de crecimiento y el reflujo de la leche en un volumen importante, sugiere la necesidad de acudir al especialista para impedir que el niño termine desarrollando una complicación de la ERGE.

Esomeprazol granulado de 10 mg, medicamento de prescripción indicado para niños de 1 a 11 años, no provoca efectos secundarios severos, no afecta al hígado, al riñón ni al corazón, se debe tomar una vez al día, por la mañana antes de los alimentos (desayuno).

La enfermedad por reflujo gastroesofágico es, en resumen, un padecimiento en el que el contenido gástrico se regresa al esófago. Los síntomas de la ERGE incluyen por lo general ardor desde el estómago hacia la garganta, regurgitación y malestar estomacal (nausea, dolor, sensación de vacío, entre otros).

Por último, es importante realizar un tratamiento medico oportuno y adecuado para evitar llegar a la cirugía. Para ello, el especialista se encargará de determinar la severidad del caso, la necesidad o no de realizar estudios complementarios.

El esfínter esofágico inferior está menos desarrollado en los niños y es mucho más débil, de ahí que en los primeros meses de vida sea habitual que un niño regurgite (hasta cierto límite), pero los reflujos deberían remitir; en tanto esto ocurre, es indispensable seguir las indicaciones y el tratamiento que el médico indique. 

Perfil de seguridad

La seguridad y tolerabilidad de esomeprazol en niños de uno a once años fueron evaluadas en un estudio multicéntrico, aleatorizado, doble ciego, abierto y de grupos paralelos en el que los pacientes (n=109) con historia de ERGE comprobada endoscópicamente fueron tratados con 5 mg o 10 mg de Nexium (niños 20 kg) una vez al día durante ocho semanas. En estos pacientes el esquema posológico recomendado en el tratamiento a corto plazo de la ERGE sintomática es de 10 mg una vez al día hasta las 8 semanas. Para la curación de la esofagitis erosiva es de 10 mg una vez al día hasta 8 semanas para pacientes cuyo peso es 20 kg. Los acontecimientos adversos que más frecuentemente se han relacionado con el tratamiento en esta categoría de edad fueron diarrea, dolor de cabeza y somnolencia. No se identificó ningún otro problema de seguridad nuevo.

Además, el uso del fármaco en niños de uno a once años está apoyado  por la extrapolación de los resultados de estudios adecuados y bien controlados en adultos y un estudio de farmacocinética en niños de uno a once años.

Como tratamiento de primera línea de la ERGE pediátrica, las familias deben intentar modificaciones en el estilo de vida, como comidas más pequeñas, más frecuentes o cambios dietéticos. Si este método fallase, los médicos pueden recomendar antiácidos sin receta médica o prescribir ciertas medicaciones que suprimen el ácido.

Normal 0 21 false false false ES-MX X-NONE X-NONE MicrosoftInternetExplorer4

Perfil de seguridad

La seguridad y tolerabilidad de esomeprazol en niños de uno a once años fueron evaluadas en un estudio multicéntrico, aleatorizado, doble ciego, abierto y de grupos paralelos en el que los pacientes (n=109) con historia de ERGE comprobada endoscópicamente fueron tratados con 5 mg o 10 mg de Nexium (niños 20 kg) una vez al día durante ocho semanas. En estos pacientes el esquema posológico recomendado en el tratamiento a corto plazo de la ERGE sintomática es de 10 mg una vez al día hasta las 8 semanas. Para la curación de la esofagitis erosiva es de 10 mg una vez al día hasta 8 semanas para pacientes cuyo peso es 20 kg. Los acontecimientos adversos que más frecuentemente se han relacionado con el tratamiento en esta categoría de edad fueron diarrea, dolor de cabeza y somnolencia. No se identificó ningún otro problema de seguridad nuevo.

Además, el uso del fármaco en niños de uno a once años está apoyado  por la extrapolación de los resultados de estudios adecuados y bien controlados en adultos y un estudio de farmacocinética en niños de uno a once años.

Como tratamiento de primera línea de la ERGE pediátrica, las familias deben intentar modificaciones en el estilo de vida, como comidas más pequeñas, más frecuentes o cambios dietéticos. Si este método fallase, los médicos pueden recomendar antiácidos sin receta médica o prescribir ciertas medicaciones que suprimen el ácido.